Pedro Almodvar: “Mis vaqueros dicen cosas que nunca se han escuchado en un western”

Actualizado

Pedro Almodvar repasa sus pasiones y sus proyectos con motivo del Premio Feroz de honor y avanza detalles de ‘Strange Way of Life’, su pelcula con Pedro Pascal y Ethan Hawke

El director Pedro Almodvar, ayer, en Zaragoza. EFEEFE

“Mis vaqueros dicen cosas que nunca se han escuchado en un western”, dice Pedro Almodvar. Y lo afirma como el que desafa a desenfundar primero. No queda otra que creerle. Se refiere a Strange Way of Life (Extraa forma de vida) que es como se titula la pelcula de 30 minutos protagonizada a cuatro manos por Pedro Pascal y Ethan Hawke, rodada en el desierto de Tavernes de Almera y que se estrenar en el prximo festival de Cannes.

Tambin dice que ya de nio, cuando se llevaba la silla de enea para ver el cine proyectado al aire libre en alguno de los pueblos de la Mancha y Aragn en los que acab la familia por la profesin itinerante de su padre arriero, decidi que l quera formar parte de lo que sucede en la pantalla; que aquello que contemplaba en las pelculas de vampiros mexicanas (tal cual) era ms real que la propia realidad.

Y, como tiene tiempo y ganas de hablar a un pblico entregado, aade que tiene la impresin de que “la espontaneidad ha dejado de existir en el mundo de hoy”; que “la correccin poltica ha trado consigo la peor de las censuras que es la autocensura”; que tiene “la impresin de que la democracia es ahora ms imperfecta que lo era durante la transicin”; que no entiende “cmo derechos fundamentales como el derecho al aborto puedan ser discutidos contra toda lgica y contra el propio tiempo”.

Digamos que todo lo anterior lo dijo el director de Madres paralelas con motivo del Premio Feroz de Honor que entrega el sbado por la noche la Asociacin de Informadores Cinematogrficos (es decir, la prensa del cine). Ante un nutrido auditorio de casi 3.000 personas que con su entusiasmo parecan el doble, Almodvar repas su carrera, su pasin por el cine, su poco aprecio por la poltica y, ya puestos, avanz sumariamente algo de lo que veremos dentro de poco.

Por empezar por el final, se refiri al que es su segundo trabajo en ingls y lo hizo para dejar claro que lo que all se ver y all se escuchar no se ve ni se escucha en las pelculas de John Ford. “Ha sido una experiencia extraa volver al escenario de tantos spaghetti-western y comprobar la herrumbre y el polvo que se han comido los decorados”, coment en un tono que quera ser metfora.

Quin sabe si ese xido no es ms que una imagen de la textura del mismo cine. De todo l. Hasta llegar aqu, repas el tiempo de libertad en el que hizo cine sin mirar al pasado (“No quise dedicar una sola frase a Franco”); el tiempo en el que todo su cine fue futuro, fue deseo. Y habl de Buuel (“Con Billy Wilder y Hitchcock, mi santa trinidad”). Y record a su madre (“una actriz natural”). Y analiz el trabajo de director. Y se lament del proyecto (de momento) fallido con Cate Blanchett (“Me doli mucho renunciar a l y ms cuando ella me dijo que qued devastada”). Y habl de poltica (no mucho, pero algo y de manera displicente): “Hay que atreverse a reformar la Constitucin. Queda pendiente, como qued pendiente abrir las fosas de los muertos olvidados de la Guerra Civil”…

“Me preocupa pensar si llegar el momento en el que no tenga nada ms que contar. O en el que me ver obligado a repetirme. Pienso en Fellini, que hizo sus mejores trabajos de joven. Sin embargo, le agradezco sus ltimas pelculas aunque no sean las ms interesantes”, reflexion en voz alta para acto seguido espantar los fantasmas con la mano: “Pero an queda tiempo”. Y, como los vaqueros de antes, queda por decir lo que an no se ha dicho.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

We would like to thank the writer of this short article for this awesome material

Pedro Almodvar: “Mis vaqueros dicen cosas que nunca se han escuchado en un western”

Take a look at our social media accounts along with other pages related to themhttps://bestmovies.debatepost.com/related-pages/